lunes, 20 de febrero de 2012

Irregularidad en los Goya

Sigo sin comprender que una Gala organizada por la gente del cine a veces resulte tediosa como si la hubiera dirigido un lego en la materia. Personas que luchan por contar historias a pesar de que muchas veces ni siquiera llegan a las salas deberían saber lo que cuesta cada minuto televisivo así que ese egoísmo de "este es mi momento" cuando son premiados me parece inconcebible. Injusto es que los tempos televisivos marquen una entrega de premios de un sector determinado, sí, pero no es menos cierto que si no fuera por el apoyo de TVE, esa Gala ya no existiría como tal así que amoldarse a un ritmo audiovisual no me parece una exigencia difícil de cumplir por alguien que se dedica precisamente a eso.
Momentos divertidos los hubo, pocos y contados, esos en los que pensamos todos los que sufrimos ayer la Gala en su integridad... y no compensan otros que rayan la vergüenza ajena como el discurso a tres del Presidente y sus Vices... En primer lugar: ¿no saben leer?, en segundo: ¿es que estos paisanos que se encargan de decidir que para acortar la ceremonia es mejor que los presentadores no digan nada tienen el rostro de ocupar minutos y minutos leyendo unos folios grapados con unas reivindicaciones sectoriales? Es una entrega de premios, señores, no un encuentro sindical y si se prohíben los discursos políticos a los premiados la misma norma vale para ellos... Menos mal que Eva Hache se permitió una total libertad crítica para reírse de ese momento.
Premios repartidos y que espero que revitalicen a algunas películas que murieron en la taquilla como "Blackthorn" o "Eva".

3 comentarios:

marijose dijo...

Eva Hache me encantó, se la vio superrelajada, y fue ácida, no tanto como Rosa Mª Sardá, pero no estuvo mal...
El discurso del presidente y sus secuaces soporífero, de hecho ahí me quedé dormida. No se qué pasará con la colaboración entre TVE y el cine, porque esto no es un gana-gana, porque quien gana es el cine en este tamden, está claro

Me apetece ver Blackthorn, porque este año, cierto es que tras la decepción de "Balada triste de trompeta" me ha dado coraje gastar dinero en el cine para luego arrepentirme

Bego dijo...

totalmente de acuerdo con tus reflexiones. yo hace unos cuantos años que no veo los goya porque me parecen un tostón infumable...

s e b a s dijo...

Alejandro, era la primera vez en mi vida q me ponía delante del televisor a ver lo de los goya. Y esta vez aguanté por ver si la película "Arrugas", se llevaba los premios a la q estaba nominada, como así fue. Me pareció un tostón de "gala", también encontré fuera de lugar el seudo mitin q se marcaron los dirigentes del cine. Soporífero. Me parece q no venía a cuento. En fin, si pretenden imitar la gala de los oscars, creo q les queda un largo camino por recorrer.
Saludos :)