domingo, 27 de febrero de 2011

Noche de Oscars y yo con estas grapas

Desde hace años algunos amigos y yo pasamos la noche de entrega de los premios de la Academia de las Ciencias y Artes Cinemtaográficas en un local del ensanche compostelano rodeados de desconocidos que gritan, beben y se emocionan con una gala que se alarga más allá de las 5 de la madrugada. Como, de momento, no nos invitan al Kodak Theatre tenemos que conformarnos con disfrutar (o sufrir) la Gala de esta manera. El caso es que precisamente ayer me ahorré 5 escalones de unas escaleras y paré el golpe con la cabeza lo que supuso pasarme unas 3 horitas en el hospital y salir de allí con 5 grapas ocultas entre el pelo. A ver si el aturdimiento me permite criticar el trabajo de los novatos Anne Hathaway y James Franco.
Por cierto, la foto muestra la confusión producida el 18 de abril de 1966 cuando Lana Turner anunció que Julie Harris era la ganadora del mejor vestuario de un film en blanco y negro. Elke Sommer estaba aceptándolo en su nombre cuando Connie Stevens apareció en el escenario para hacer lo mismo, parece que la Sra. Harris les dijo a ambas que la representaran en la ceremonia.

1 comentario:

marijose dijo...

Yo solo pude seguir la gala por las ondas "radiofónicas", pero comentaban que los presentadores decepcionaron.... A mi lo que mas me impacto fue ver las orejas de Kirk Douglas, pobre, que mayor pero que pizpireto!!!