sábado, 6 de noviembre de 2010

Eu non te espero

Habitualmente vivo en Santiago pero la semana pasada decidí pedir asilo político en la casa de mis padres en el Bierzo para huir de la parafernalia que estaba invadiendo Compostela las últimas semanas y que afectaba en la vida cotidiana a los que allí vivimos. Y todo para recibir al Papa, el máximo representante terrenal de una institución espiritual, de una religión de la que el Camino de Santiago es una publicidad mundial desde hace siglos y a pesar de eso Benedicto XVI no pretendía visitar durante su año Xacobeo, o sea éste. Al Papa se le ha rogado que pasara por la capital de Galicia antes de aterrizar en Barcelona y para esas 8 horas de estancia la ciudad se ha transformado. Parece que los habitantes no merecían las reformas que se han precipitado con esta visita, esto me recuerda aquellos tebeos de la editorial Bruguera donde personajes como Don Pío se esforzaban por impresionar a su jefe cuando éste acudía a cenar a su casa... pues algo así ha sucedido hoy con Benedicto (Bieito para la TVG). Un escenario que ha costado varios cientos de miles de euros y que mañana se desmontará ha servido de decorado para la liturgia contemplada en todo el mundo, vamos... para aquellos que hayan tenido interés en ver la ceremonia, que no nos confundamos, esto no es la final de la Champions o la de la SuperBowl.
La cosa es que me rechinan todos estos fastos en un año de crisis y para algo eclesiástico. De pequeño no entendía que por una parte Cristo promulgara la solidaridad y la caridad y que los curas llevaran casullas lujosísimas mientras algunos de sus feligreses no tenían nada que llevarse a la boca. Pues algo así me ha sucedido hoy y es que no sólo hay que ser César, hay que parecerlo y lo que se ha visto en Santiago ha estado fuera de lugar. Y encima este buen hombre denuncia el laicismo en nuestro país pero sin hacer autocrítica, pues nada, Benedicto, seguid así que seguro que muchos se apuntan a eso que criticais. Desde luego si apostatar no fuera tan complicado habría que ver cuántos católicos de más de 30 años seguían siéndolo.

6 comentarios:

José Luis dijo...

Raúl Castro, fascista represor cubano que pisó Galicia en 2005, no fue objeto de demanda por parte de un Juez socialista (celebro la imparcialidad de un Juez socialista) como Baltasar Garzón.

¿Usted protestó, sr. Macías?. No se preocupe, muchos que se llenan la boca con la palabra "libertad" y "democracia" tampoco lo hicieron.

Usted habla de costes del Papa. Pues a mí me sale de la jeta hablar de los costes que los hermanos Castro les acarrearon a tantos emigrantes gallegos que lo perdieron todo en una Cuba fascista.

Chaíto, mijito.

Ir dijo...

Bueno, para no entrar en más polémica con temas que no vienen al caso, sólo le diré señorito Macías, que yo si estoy de acuerdo con lo que ha posteado sobre el Papa.

Un saludo, y me congratula ver que hay tanta gente que opina como nosotros, señorito Macías.

El coleccionista recolectado dijo...

Si uno habla de Venenito 16, y el otro quiere hablar de Castro, pues a mi también me apetece hablar de otra cosa, más importante si cabe... ¿por qué las colecciones por fascículos salen sólo en Enero y Septiembre?; y lo que es más importante, ¿por qué son tan caras?.

Es que no duermo...

Bego dijo...

Pues yo estoy de acuerdo con Alejandro. Seguro que ninguna visita de ningún otro jefe de estado nos ha costado tantísima pasta. Sí que se protestó, sí, pero eso no queda muy bien sacarlo en las noticias.

Y para añadir una pregunta más sobre las colecciones: ¿quién puede coleccionar hoy algo que no sean alfileres o algo así en estos minipisos que tenemos? A mí no me cabe la colección de tanques de la Segunda Guerra Mundial y mira que le tengo ganas... :)

El coleccionista recolectado dijo...

Y otro problema en cuanto a las colecciones es el que dirán... ¡¡¡por qué la gente es tanto de prejuzgar y mirar mal!!!.

Se rien a mis espaldas y me miran mal por coleccionar la vajilla de hello Kitty. ¿Qué pasa?, ¿qué un tio de casi 2 metros no puede desayunar ni comer en esos platos tan monos de melamina?. ¿Tan dificil es de entender?.

Eso sí, el orgullo ante todo... no digo que es para mi hija, que no tengo, sino que orgullosamente digo que es para mi, sin importarme sus voraces comentarios y sus salvajes risas... aunque después llore en la habitación mientras tomo un nesquik en esos vasos tan monos.

Vijande dijo...

Apostatar no es dificil, yo lo he conseguido :)